Saltar al contenido

Saras Energía confía a Kyndryl su transformación digital sostenible

  • Refuerza y mejora la seguridad y los procesos en su central logística de Cartagena 

  • La tecnología adoptada facilita y protege el desempeño de las miles de tareas y funciones que se realizan cada día a través de más de 5.000 aplicaciones.

 Saras Energía, la filial española del Grupo Saras, uno de los principales actores de la industria europea de la energía y el refinado de petróleo, ha anunciado un ambicioso proceso de transformación digital con la ayuda de Kyndryl, el mayor proveedor de servicios de infraestructura de TI del mundo. Saras, que opera una de las mayores plantas de refino de Europa, con 300.000 barriles al día y 15 millones de toneladas al año y una terminal logística en Cartagena (Murcia), ha mejorado sus sistemas de comunicación e información, aportando medidas de ciberseguridad al conjunto de sus procedimientos.

La volatilidad del mercado energético actual hace que los fallos en la comunicación o las deficiencias de seguridad puedan provocar importantes pérdidas financieras. En este contexto de inestabilidad actual, Saras Energía confió a Kyndryl el proyecto para avanzar en su transformación digital.

Como parte del acuerdo, Kyndryl ha reforzado para Saras la seguridad y resiliencia de un sistema de comunicaciones vital para garantizar el suministro de combustibles. Además, ha implementado un escritorio digital que conecta estaciones de trabajo en cualquier parte del mundo, mejorando numerosos procesos, la satisfacción de colaboradores y garantías de trabajo seguro y calidad laboral en cualquier parte del mundo. Entre las operaciones acometidas, Kyndryl ha instalado una infraestructura de edge computing de última generación para facilitar la automatización de procesos de distribución de la energía, así como la obtención de las más altas certificaciones en la calidad y seguridad de las operaciones.

Esta innovación tecnológica aporta a Saras Energía altos niveles de fiabilidad y seguridad en todas sus operaciones. Por ejemplo, una imprecisión de apenas unos minutos en la gestión de suministro del combustible puede suponer una pérdida económica y de eficiencia muy significativa para Saras en la distribución de la energía. La tecnología adoptada facilita y protege el desempeño de las miles de tareas y funciones que se realizan cada día a través de más de 5.000 aplicaciones.

Como resultado de este y otros procesos de modernización, la terminal de carga de la compañía en Cartagena está casi completamente automatizada, aunque siempre cuenta con la supervisión del  personal del centro. Resultado de esta combinación de supervisión, detección de riesgos y seguridad, son los más de 6.000 días sin accidentes laborales que acumula la planta.

 

“En nuestros 60 años de historia, nunca abíamos vivido una situación energética tan crítica en términos de complejidad y profundidad. Debemos ser lo más precisos posible en todos nuestros procesos para seguir atendiendo a nuestros clientes y poner la energía a su disposición. Y, qué duda cabe, la tecnología es una gran herramienta para ello”, señala Javier Albares, CEO de Saras Energía.

“El proyecto realizado por Kyndryl en Saras Energía ejemplifica la importancia de utilizar la última tecnología en las industrias punteras que pemiten que nuestra economía y la sociedad sigan adelante. Formamos parte del corazón del progreso”, asegura Luis Roca, presidente de Kyndryl España y Portugal.

Comparte en tus redes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias relacionadas